NUEVA DIRECCION: Nuestras oficinas ahora estan ubicadas en 11451 Katy Fwy, ste 340

Algunos dolores neuropáticos crónicos no tienen explicación. ¿Por qué a menudo hay dolor después de una amputación durante tanto tiempo? Otra condición conocida como Síndrome de Dolor Regional Complejo (CRPS, por sus siglas en inglés) es sencillamente eso: complejo. Con el CRPS, el sistema nervioso reacciona a una lesión con síntomas desproporcionados. No hace falta decir que diseñar un plan de tratamiento para el CRPS puede ser muy, muy complicado.

Estímulo de GRD

Los signos del CRPS pueden incluir dolor alodínico (dolor al tacto), hipersensibilidad o hinchazón de brazos y piernas; temperatura de la piel que fluctúa severamente; sensibilidad al frío y al tacto; contracciones musculares; sensación de hormigueo o ardor. Sobre todo, las personas con CRPS sufren un dolor casi incesante y excesivo.

Para los pacientes con este tipo de condiciones, el Dr. Skaribas ha encontrado con éxito un nuevo tipo de terapia: La Estimulación del Ganglio de la Raíz Dorsal (GRD), aprobada por la FDA en 2016.*

Skeleton with root ganglion

Señales cruzadas

El ganglio de la raíz dorsal (DRG) es un grupo de cuerpos de células nerviosas en la región posterior de varias vértebras a lo largo de la columna vertebral que envía señales desde el sistema nervioso periférico al sistema nervioso central, lo que incluye la médula espinal y el cerebro.

La creciente evidencia a lo largo de los años ha apoyado la hipótesis de que los nervios son capaces de transportar dos señales a la vez. Con la estimulación espinal DRG, a un mensaje neural de dolor que se encuentre viajando al cerebro se le adelanta (y por lo tanto queda anulado por) un mensaje de la competencia: una corriente eléctrica leve de un neuroestimulador implantado en el DRG del paciente.*

Al igual que un marcapasos, un neuroestimulador es bastante pequeño, discreto y se coloca justo debajo de la piel. Los conductores, cables aislados, se conectan al dispositivo de estimulación, así como los electrodos especialmente diseñados para su uso en este tipo de manojo de nervios.

¡A probarlo!

De nuevo, al igual que con un marcapasos, es parte del protocolo estándar realizar una prueba para garantizar que el estímulo de DRG sea una solución eficaz para el paciente. El cable temporal del dispositivo está colocado por fluoroscopía como si se tratara de un implante permanente, pero está conectado a un generador externo que normalmente se lleva en un cinturón. Durante los siguientes días, el paciente necesita realizar una variedad de actividades físicas para probar qué tan bien funciona el dispositivo cada vez que experimenta dolor. En esta etapa es crítico que se lleve un registro cuidadoso de cada actividad junto con el nivel de alivio del dolor que se obtiene al utilizar el dispositivo temporal.

Sólo después de que el Dr. Skaribas revise este registro en detalle y discuta los resultados cuidadosamente con el paciente puede tomar la decisión de proceder con el implante permanente.*

Escape del Dolor

Aquellos cuyo dolor mejora al menos un 50% durante el ensayo tienen la posibilidad de que un dispositivo de estímulo del DRG permanente proporcione alivio a largo plazo.* El procedimiento final es mínimamente invasivo y la mayoría de los pacientes regresan a una rutina normal dentro de las 24 horas. Se debe tener cuidado de proteger el sitio de la incisión, que estará un poco adolorido mientras termina de sanar.*

Después de eso, los pacientes estarán al volante: el control remoto permite a los usuarios encender o apagar el sistema y ajustar el nivel de estimulación eléctrica para satisfacer sus necesidades y preferencias particulares.* Como siempre, el Dr. Skaribas y su personal estarán a su disposición para ofrecer consejos o instrucciones.

DRG Stimulation

El Dr. Skaribas realiza un implante de DRG para un paciente amputado que sufre de dolor en un miembro fantasma. Después del procedimiento el paciente estaba completamente libre de dolor.

*Los resultados variarán según la persona y se basan en el paciente, el tipo de cirugía y el cumplimiento del programa de cuidados postoperatorios. Al igual que con cualquier procedimiento médico o cirugía, existen riesgos concretos y posibles complicaciones.